Make your own free website on Tripod.com


TU VISITA OBLIGADA PARA EMULACION Y ANIME

 



 

Los Simpson tienen nuevo tutor o encargado

Groening, creador de la serie, la deja en manos de su productor y guionista principal, para dedicarse a Futurama, una nueva tira en la que, cómo no, ridiculizará a la ciencia ficción.

A no desesperar. Homero seguirá bebiendo cerveza delante del televisor de su ¿tranquila? casa de Springfield. Pero el papá de Los Simpson, es cierto, acaba de dejarlos en busca de otro futuro: uno que se encuentra como 1.000 años más allá. Matt Groening, el creador de la serie que ya lleva nueve años seguidos en pantalla, encara para el 99 un nuevo dibujo animado al que llamó Futurama y cuyos personajes (una alienígena, un robot y un humano descongelado 10 siglos después) deberán sobrevivir en el incierto mundo del 2999.

¿Cómo afectará esto a Los Simpson, a punto de comenzar -el 20 de setiembre- su décima temporada en los Estados Unidos? En tren de tranquilizar tanto a los televidentes como a la industria del espectáculo (y el merchandising), todos juran que Los Simpson no van a cambiar. "No hay que arreglar lo que no está roto", sintetiza Mike Scully, algo así como el tutor o encargado (a partir de ahora) de este complejo grupo familiar. Su nombre garantiza la línea de continuidad del programa, al que Scully entró hace seis años y donde se afirmó en los últimos tres como productor ejecutivo y el principal de sus guionistas. "Después de 200 episodios los personajes ya están bien arraigados; el público sabe bien quién es y qué representa cada uno y no vamos a cambiarles la personalidad", confirma Scully como para que no queden dudas.

Un poco más complejo resulta entender por qué Groening decide bajarse de semejante éxito. "No fue agotamiento de Los Simpson ni nada por el estilo, simplemente quise hacer ciencia ficción porque es algo que me debía desde la infancia -explicó Mr. Simpson a Clarín en Los Angeles-. De chico leía esas aventuras y pensaba que iba a ser bárbaro cuando yo creciera y los efectos especiales mejoraran. Estaba seguro de que podría hacer todas esas cosas que se describían en los libros. Pero resulta que crecí y encontré que un montón de los conceptos de la ciencia ficción me irritaban. Así es que pensé en este programa como la oportunidad de tomar esos convencionalismos y satirizarlos. Quiero divertirme con ellos."

¿De qué convencionalismos habla?

Me gustan La guerra de las galaxias y Viaje a las estrellas y todas las variaciones sobre el tema. Sin embargo, quería hacer un programa de televisión en el cual los problemas del universo no son resueltos por el militarismo guiado por la espiritualidad de la Nueva Era. Yo quería probar con algo distinto porque tengo una visión un poco más.... mmmmm... subversiva.

¿Ese es el principal desafío?

Bueno, la mayoría de los programas de ciencia ficción son sobre personas que viajan al espacio exterior y buscan por dónde volver a entrar. Hay muchos campos de estrellas y filman eso simplemente porque no pueden (o es muy caro) volver a la Tierra y mostrar los escenarios. Me 99entusiasma la idea de que nosotros vayamos a poder hacerlo: volver a la Tierra y hacer frente a algunos de los problemas del futuro, que serán los mismos que tenemos ahora.

Se trata, entonces, de volver a cambiar las reglas del juego. Algo que ya le ha salido más que bien al señor Groening. Antihéroes pintados de amarillo, Los Simpson cambiaron de un golpe no sólo la historia de los dibujos animados sino el concepto mismo de la típica familia americana. La clave: poner un espejo impiadoso delante de su propia imagen. Ganadora de 12 premios Emmy, la serie de Fox (que la programa en su señal de cable los domingos a las 20 y de lunes a viernes a las 20.30) es emitida también por Telefé, los domingos a las 21, con un promedio de 16 puntos de rating. Sus altos niveles de audiencia la convierten en todo un comodín para el canal que en los últimos dos años no dudó en ubicarla en cuanto horario quiso mantener "caliente", ya sea para reemplazar a Susana Giménez o para remontar una telenovela fallida. Su creador no se muestra en absoluto sorprendido ante la universalidad de un dibujo con tantas referencias localistas. "Lo que sostiene a esta serie es su gracia. Muestra las cosas en el nivel preciso del chiste. Lo que realmente me llama la atención es que haya durado tanto." De modales correctísimos y paciencia moderada, este hombre no puede con su ironía. Basta escuchar un rato a Groening para saber por qué son como son Los Simpson.

¿Lograrán seguir Los Simpson sin usted?

­Claro! Lo que vi para la temporada próxima es fantástico. Además, hay un "secreto". Muchos programas que no te recompensan por prestarles atención. Pero en Los Simpson, si uno está realmente atento, encuentra algo oculto en el trasfondo. Eso me encanta. Adoro incluir bromas que los chicos no captan. Después crecen, leen unos cuantos libros, van a la universidad, se reencuentran con esos episodios y pueden verlos a un nivel completamente distinto. Desde ese lugar, el futuro de Los Simpson puede ser inagotable.

Scully, que nació en una pequeña ciudad de Massachusetts llamada ­West Springfield!, se parece hasta físicamente a Groening. Los dos de impecable barba candado, los dos de anteojos permanentes, los dos irónicos, Scully se permite, sin embargo, el chiste más francamente directo. No parece presionado por la responsabilidad que le cayó en esta nueva temporada y tan tranquilo quiere demostrar que está, que hasta arranca la charla marcándose errores. "Es muy difícil hacer siempre algo nuevo. Bart logró que echaran al director de la escuela como tres veces ya. Eso sí, en distintas circunstancias". El hombre se niega bajo la explícita frase "eran una porquería" a nombrar sus anteriores experiencias televisivas, pero asegura que para trabajar como productor no hay nada mejor que los dibujos animados. "No hay estrellas que se encierren en su camarín, ni berrinches ni pretensiones. Los protagonistas de Los Simpson -bromea- tienen mucha confianza en sí mismos y el compromiso de trabajo es incondicional." Así y todo, la nueva temporada de la serie incluirá como atractivos adicionales una serie de voces famosas en distintos episodios. Por ejemplo, las de Kim Basinger, Alec Baldwin, Mark Hamil, el grupo musical Moody Blues y los conductores televisivos Jerry Springer y Kathie Lee Gifford, entre otros. Por otra parte, Scully promete incrementar los cruces con personajes de otras series, como ya se hizo cuando los agentes Mulder y Scully de Los Expedientes Secretos X investigaron un caso en Springfield.

¿Qué valores transmite Los Simpson que no puedan cambiar?

El público termina dándose cuenta de que realmente son gente que se ama, que siempre se protegen y que permanecen juntos pase lo que pase.

¿Es cierto que Los Simpson van al cine?

Eso espero, pero no por ahora. Lo mejor sería esperar un par de años después de que la serie termine, como para que el público esté ansioso por verlos otra vez.

¿Y cuándo cree que termina?

Cuando se nos acaben las ideas.

Periodista: Adriana Bruno
Diario: Clarín 23/08/98

 



Copyright 2000. Nintendo, Sony, Sega, Neo-Geo, Futurama, Caballeros del Zodiaco, Slayers, Robotech, Evangelion y Dragon Ball, Z y GT son marcas registradas de sus respectivos dueños.